Este será el taller piloto-presentación de las sesiones de Cuerpo y Masaje Intuitivo. El I Ciclo comienza en octubre y lleva por título “Habitar el Cuerpo”.

Ese es básicamente el objetivo, poder habitar el propio cuerpo. Para ir desarrollando esta experiencia vivencial me valgo de mis herramientas más preciadas de trabajo: conciencia del cuerpo y del reparto de peso, conciencia de la respiración, atención a las sensaciones y escucha al cuerpo del otro o de los demás a través sobre todo de las manos y resto de la piel, la piel, considerada por la ciencia del Ayurveda el órgano más extenso del cuerpo humano. Por vía tópica nos nutrimos y también expulsamos desechos. La piel, que nos limita y también nos pone en contacto, ella también tiene sus memorias, sus cicatrices, sus placeres y sus tristezas. La piel o la aparente frontera del ser individual, directamente en relación con el sistema nervioso. En ocasiones anestesiada por la mente, o tensa, encogida, anudada enredando más tejidos hacia el interior.

Vengo observando durante años gracias a mi trabajo, tanto en mí misma como en alumnos y pacientes, una gran resistencia a entrar en el cuerpo, especialmente en las zonas más cerradas, adormecidas o doloridas. Para poder contrarrestar esta resistencia hemos de cambiar hábitos corporales y rutinarios y desarrollar la presencia consciente a cada momento que nos sea posible o nos acordemos. También es valiosísimo el contacto sincero y presente con los demás. Lo que sólo es más difícil con el otro no lo es tanto, y si a dos le sumamos más, un grupo, entonces tenemos un gran generador de energía y presencia consciente, solo hay que sintonizarse. ¿Cómo? Sin expectativas, sin exigencias, sin planes ni técnicas. Desarrollando la escucha de la intuición, del instinto, dejando que la certeza y la confianza de lo que hay que hacer se lleve a cabo a través de nosotros.

La rutina de vida tal cual la estructura la sociedad: trabajo, comidas, media y tv, objetivos, estímulos, etc…está especialmente diseñada para desvincularse del propio cuerpo. Así es como la mente va transformándolo, deformándolo en numerosos casos, creando una escisión, una separación, un corte. Creo que todos sabemos cómo es eso que intuimos que sentimos, un rumor molesto, que me incomoda tanto que no me puedo parar a sentirlo. Tenemos miedo a lo que podamos encontrar, al dolor. En la mayoría de las ocasiones, la fantasía es “no voy a poder soportarlo”, luego casi siempre es más llevadero de lo que pensábamos. En otras ocasiones, es el placer y el bienestar, lo que paradójicamente, también nos cuesta sentir.

La práctica en las sesiones de Cuerpo y Masaje Intuitivo propone:

– Cohesión grupal. Enraizamiento y presencia

– Estiramientos

– Escucha a las sensaciones corporales en movimiento y quietud

– Respiración natural y espontánea

– Voz y sonido

– Trabajo con las manos en pareja. Masaje intuitivo

– Relajación

Imparte: Isabel Martínez, formada en Masaje y tratamiento Ayurveda. Formada en Hatha Yoga y Yoga Dinámico. Teatro para la vida (Estudio Corazza). En formación en el programa SAT (creado por Claudio Naranjo).

De 11 a 2 de la tarde en Yogasala, c/ Moreno Monroy 5, 3a planta. Centro de Málaga.

Precio: 25€

Teléfono: 722 307 195. Mail: suryaterapiasintegrativas@gmail.com

 

 

Anuncios