Agosto, mes pegajoso y terralero donde los haya, situado en pleno limbo vacacional malagueño y peninsular. Agosto, sólo pronunciarlo y ya da calor… Pescaíto, cervecita, solanera, salidas, entradas, calores, hinchazones, atracones, ventilador, aire acondicionado, playa, gentío, niños, aqualand, subidas, bajadas, conciertos, intensidad, desasosiego, alegría, pa fuera, pa fuera… Pues bien, hasta el dia 26 de agosto estaré al servicio de todo aquel que requiera (y me consta que sois muchos) una buena ayuda extra para que el cuerpo se acomode, descanse, se revitalice y se regenere. Ya se sabe, mens sana in corpore sano.
Yo siempre digo que el cuerpo es un contento (como se dice en Cuba). Es de lo más agradecido, con un poquito que le des ya está dando señales de alegría, de liberación, de gustito… ¡Ay el cuerpo! que nos lleva y nos trae, que nos expresa, nos encarcela, nos grita, nos llora, nos ríe, nos cuenta, nos muestra. Las palabras pueden mentir pero el cuerpo…el cuerpo no miente, es sincero, es inocente, es como un niño sin contaminar por la locura. ¿Habéis probado a hablarle a partes del cuerpo? Pues mi pierna izquierda tiene tremendo cabreo conmigo porque me dice que la siento menos…y es la pura verdad, me olvido de ella.

La vida me ha regalado un trabajo bendito para que las almas se sientan bien en los cuerpos… ¿Y con qué me encuentro yo cuando contacto con el cuerpo de otra persona? Pues me suena mucho todo la verdad… me encuentro con cansancio y estrés sobre todo, pero también me encuentro con represión y censura, con ahogo del llanto, del grito, con miedo, con dolor, con coraje, con arrojo, con calma, con agitación, con lucha, con pereza, con pena…

Asi que quiso la Divinidad que yo me dedicase a masajear cuerpos, yo no tenía ni idea, quería de niña ser trapecista, luego trabajé en la hostelería, también di clases de yoga…Pero se ve que todo ha ido confabulándose para ello, y yo, la mar de agradecida, por ese espacio de mi tiempo que es mi trabajo, mi manera de servir, que me trae a la más simple presencia que luego anhelo durante otras actividades.

Os recuerdo que además del masaje abhyangam, que es el más solicitado (masaje general de pies a cabeza con sauna final), ofrezco diferentes tratamientos ayurvédicos. Podéis pinchar en la pestaña Ayurveda, para leer sobre ellos.

También podéis solicitar una sesión de masaje intuitivo. En estas sesiones no uso aceites, el paciente permanece con la ropa puesta. El objetivo es la liberación emocional y corporal del dolor acumulado. El resultado suele ser un aumento general del tono y la energía, mayor bienestar y lucidez.

Durante este mes de agosto, el tratamiento shiro-abhyangam, que consiste en masaje de la cabeza, cuello, parte alta de la espalda y hombros (45 min) está en  promocion por sólo 45€. Muy relajante, con aceite refrescante, despeja y embellece el rostro. Aporta tono y vitalidad.

En pleno centro de Málaga, junto al Mercado de Atarazanas: Plaza Arriola 10, 6C.

Telefono y whassap: 722 307 195. Isabel Martínez.

Buen verano.

Isa.

Anuncios